Como evitar el dolor de oído u otitis en verano

¿Que es la otitis?

La otitis media es la inflamación del oído medio, cualquiera que sea su causa. Hablamos de otitis media aguda cuando se produce de forma brusca, provoca otalgia (dolor de oído), hipoacusia (disminución de la audición) y la membrana timpánica se encuentra inflamada y abombada.Aunque la otitis media aguda puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente en niños entre los 3 meses y los 3 años.

¿Porque se produce el dolor de oído?

No eliminar bien el agua de los oídos después de un chapuzón puede crear desde tapones de cera, dolor de oído , otitis a infecciones de otra índole. También el uso del aire acondicionado o los cambios de presión pueden provocar inflamación de los oídos en épocas de año estivales.

Las paredes del oído medio se comunican con la rinofaringe a través de la trompa de Eustaquio, cuya misión fundamental es mantener la presión en el oído medio igual a la exterior, lo que permite la correcta movilidad de la membrana timpánica. Una obstrucción de la membrana timpánica suele ser el desencadenante de las otitis, como consecuencia de una infección/inflamación de la vía respiratoria superior, normalmente de origen vírico.

La obstrucción de la membrana timpánica genera una presión negativa en el oído medio, provocando inflamación de la mucosa y aumentando la producción de moco, este líquido puede contaminarse por bacterias y causar los síntomas de una infección de oído.

Síntomas de la otitis o dolor de oido

  • Dolor de oído de aparición brusca
  • Dificultad para oír
  • Fiebre o no
  • Irritabilidad
  • Con menos frecuencia se puede presentar otorrea (supuración), vértigo, y muy poco frecuentemente, parálisis facial. La confirmación del diagnóstico es mediante la otoscopia. La presencia de una membrana timpánica enrojecida, deslustrada, abombada y pulsátil indica que la mucosa del oído medio está inflamada y la cavidad llena de secreción

    Cual es el tratamiento otitis y dolor de oido

    La otitis media tiende evolucionar hacia la resolución espontánea hasta en 60% de los casos, sin complicaciones, en 48 a 72 horas, si bien las secuelas auditivas pueden tardar dos o tres semanas en normalizarse completamente. La mayoría de los casos no precisan tratamiento antibiótico, pero no existe consenso generalizado en cuanto al tratamiento. En principio sería un tratamiento sintomático para el dolor y la fiebre.

    El uso de antibióticos reduce la duración de los síntomas, pero en pacientes sin afectación importante y fácilmente controlables es importante valorar las ventajas e inconvenientes de su utilización. Tampoco hay evidencia científica para el uso de gotas tópicas.

    En verano cuando más se produce el dolor de oído

    Uno de los problemas de salud más recurrentes en verano (aunque no muy grave, sí molesto) es la otitis o dolor de oido. Y es que, al igual que se hace necesario proteger nuestra piel y ojos con cremas solares y gafas de sol, también nuestros oídos necesitan un cuidado por nuestra parte ya que el calor, así como la humedad, el uso del aire acondicionado y otros factores como los cambios de presión cuando viajamos en avión, generan un ecosistema especialmente propicio para el dolor de oído, desarrollo de otitis y tapones de cera e, incluso en el peor de los casos severas infecciones en los oidos.

    La piscina y el dolor de oído

    Principalmente, los chapuzones en la piscina o en el mar pueden traernos sorpresas desagradables y dar lugar a lo que comúnmente se conoce como la otitis del bañista, una dolorosa infección que se produce por la entrada de agua y humedad prolongada en el conducto auditivo externo, que puede verse agravada por las bacterias de dicho agua o cloro.

    Especial cuidado en el oido con aguas no tratadas

    El dolor de oido y las infecciones de oído también pueden deberse a que el agua en el que nos bañamos no esté lo suficientemente limpia (en el caso de pantanos, estanques…), por tanto, deberemos comprobar siempre las características del lugar antes de lanzarnos al agua.

    También es recomendable tener cuidado con las zambullidas e inmersiones, ya que la entrada de gran cantidad de agua de manera repentina puede afectar de forma perjudicial al oído. En el caso de inmersiones a mucha profundidad, el cambio de presión también puede dañar el tímpano, por lo que se aconseja descender con precaución y no realizar buceo de fondo si no se conocen las técnicas apropiadas.

    Virus inflamatorio de oidos

    El desencadenante de la inflación es viral, siendo los virus más frecuentes: el virus respiratorio sincitial, adenovirus, rinovirus, coronavirus e influenza, aunque la prevalencia de estos virus varia dependiendo de la zona geográfica y de la vacunación realizada para estos gérmenes, sin embargo, la otitis media se considera una infección bacteriana los gérmenes más frecuentemente aislados fueron el Streptococcus pneumoniae y el Haemophilus influenzae.

    Cualquier situación que provoque inflamación o bloqueo de las trompas de Eustaquio hace que se acumulen más líquidos en el oído medio detrás del tímpano, como :

  • Resfriados e infecciones sinusales
  • Infección o agrandamiento de adenoides (tejido linfático en la parte superior de la garganta)
  • Alergias
  • Recomendaciones para evitar infecciones en el oido

    Los médicos especialistas en otorrinolaringologia o también llamados otorrinos recomiendan:

  • Un buen secado después de un baño
  • Este el mejor consejo para prevenir tanto el dolor de oido y la otitis como otro tipo de infecciones auditivas; también en personas especialmente sensibles o la presion del agua y humedades es recomendable el uso de tapones especiales (de silicona o cera,).También existen sprays que secan la humedad del conducto auditivoy no dejan que se acumule cerumen.

  • Utilización de tapones en la piscina o al bucear
  • Lo más efectivo es la utilización de tapones que se adapten bien a nuestros oídos y eviten la entrada de agua. En el caso de que realicemos habitualmente prácticas de natación o buceo, se recomiendan los tapones hechos a medida; son un poco más caros pero imprescindibles si pasamos mucho tiempo en el agua, ya que estos tapones nos protegerán mejor de la presión bajo el agua y son más fuertes con nuestro movimiento de cuello o cabeza en el agua.

    Otras causas de la aparición de otitis

    Precisamente los cambios de presión suelen ser otra de las razones que pueden provocar dolor de oido, e incluso, llegara a ocasionar una pérdida de audición temporal. Algunas personas son especialmente sensibles a los cambios de altura, por ello, deben tener especial cuidado cuando viajan en avión. Un consejo para ello sería evitar dormirse en el aterrizaje y el despegue. Para destaponar los oídos también ayuda bostezar, mascar chicle o un caramelo.

    Acerca del aire acondicionado, los otorrinos recuerdan que es importante protegerse de las corrientes de aire y, sobre todo, limitar el uso del aire acondicionado; ya que genera un ambiente artificial frío y seco que afecta a las vías respiratorias, pero también a nuestro oídos. Lo ideal es mantener el ambiente a una temperatura de unos 22º y colocar recipientes con agua para humedecer la estancia.

    Factores de riesgo para las infecciones del oído

  • Cambios de altitud o de clima
  • Clima frío
  • Exposición al humo
  • Antecedentes de infecciones del oído
  • Infección reciente del oído
  • Enfermedad reciente de cualquier tipo (porque disminuye la resistencia del cuerpo a la infección)
  • Defecto congénito, como una deficiencia en la función de las trompas de Eustaquio
  • ¿Que hacer si mi dolor de oído persiste mucho en el tiempo?

    Si llevas mucho tiempo con un dolor de oído molesto o tienes dolor de oído y anteriormente has sufrido otitis u otra infección en el oído, se ha de acudir al médico para que pueda valorar si existe alguna posible infección en el oído, evitando así que se produzca un problema mayor además en nuestra visita al medico este nos dará recomendaciones y prevenciones para evitar dolores de oído en futuras ocasiones.