¿Qué son y por qué aparecen las estrías?

¿Que son las estrías?

Las estrías son atrofias de la piel que tienen orígenes muy diversos. Algunas de sus causas se pueden evitar, ya que están relacionadas con malos hábitos. Mientras que otras son ineludibles, como las que se dan durante el embarazo, como consecuencia de un crecimiento acelerado durante la niñez y la adolescencia o por alguna enfermedad.

Las estrías son imperfecciones cutáneas que adoptan la forma de líneas sinuosas y aparecen en distintas partes del cuerpo como consecuencia de un estiramiento brusco de la piel, que provoca una rotura en las fibras de ésta. Por lo general, para que aparezcan las estrías, dicha distensión debe ser intensa y prolongada en el tiempo.

Se suelen localizar en las mamas, los glúteos, las caderas, los muslos, el abdomen y los costados, zonas que están más sometidas a variaciones corporales aceleradas. Y su incidencia es mayor en las mujeres, aunque también son frecuentes en hombres.

Las estrías son consideradas antiestéticas por muchas personas. Ya que primero adquieren un color rojizo o amoratado y más adelante blancuzco que contrasta con la pigmentación de la piel. Esta diferencia cromática es especialmente acusada en verano, cuando el sol broncea la piel sana pero no las estrías, que aparecen como cicatrices en las zonas antes mencionadas.

Por ello, existen diversos métodos de medicina estética, tanto preventivos como regenerativos, para tratar de combatirlas y hacer que la piel vuelva a lucir lisa y atractiva.

¿Por qué salen las estrías?

Como ya hemos apuntado con anterioridad, las estrías pueden tener diversos orígenes, pero la causa de todas ellas es la misma: una distensión de la piel brusca y prolongada que provoca el desgarro de las fibras, de modo que no se pueden regenerar.

El origen más común de ese estiramiento suele estar en un aumento de peso brusco. Ya sea como consecuencia de una mala y excesiva alimentación como de un embarazo. En el primer caso, se pueden adoptar determinados hábitos para evitar las estrías. Mientras que en el segundo sólo se podrán llevar a cabo algunas medidas para tratar de prevenirlas.

Otro factor que causa estrías es el crecimiento acelerado del cuerpo en el caso de niños y adolescentes. Este es otro de los casos en los que es difícil evitarlas, ya que la distensión se produce por un aumento corporal que no se puede evitar.

Por otra parte, también pueden darse como consecuencia de determinadas enfermedades o problemas de salud como
  1. Síndrome de Cushing
  2. Alto nivel corporal de cortisol
  3. Síndrome de Ehlers-Danlos
  4. Pieles muy elásticas en las que se forman hematomas con facilidad
  5. Uso excesivo de cremas para la piel a base de cortisona.
Por último, la genética también puede tener un importante papel en el desarrollo de estrías. Hay casos en los que los genes familiares hacen que la persona tenga de forma innata menor elasticidad en la piel, lo que reduce su resistencia a los cambios y hace que necesite mucho menos esfuerzo para desgarrarse.

¿Qué tipos de estrías existen?

Existen dos tipos de estrías, cuya diferencia radica en el grado de desarrollo de las mismas:
  • Estrías rojas
    Son las estrías de las primeras fases, aquellas que han aparecido por primera vez. Suelen tener el aspecto de una cicatriz reciente y su color, que puede variar entre el rojizo y el amoratado, se debe a que en ellas aún hay circulación sanguínea. Al encontrarse en sus primeras fases, son las más sencillas de combatir. En esta categoría se engloban las conocidas como estrías gravídicas, aquellas que suelen desaparecer cuando remite su causa, como las del embarazo. Aunque de no cuidarse de forma adecuada se pueden hacer definitivas.
  • Estrías blancas
    Con el paso del tiempo, y como consecuencia de haberlas descuidado, las estrías rojas se acaban convirtiendo en estrías blancas. Básicamente, se trata de la cicatriz de las primeras, y son mucho más difíciles de eliminar debido a que por ellas ya no circula la sangre.

¿Cómo prevenir las estrías?

Las estrías son imperfecciones de la piel difíciles de tratar, en especial cuando se han vuelto blancas. Por ello, el método más efectivo para combatirlas es la prevención. Existen diferentes formas de prevenir que aparezcan o de que las estrías rojas se acaben haciendo definitivas. Y éstas varían en función de la persona, por lo que ante cualquier duda lo mejor es acudir a un profesional en una clínica estética. Cinco consejos para prevenir las estrías:
  • Mantener un peso adecuado y estable
    Los cambios bruscos en el volumen corporal son la principal causa de la aparición de las estrías. En el caso del embarazo, esa variación es inevitable y sólo se puede tratar de reducir la incidencia de las estrías a través de diversos métodos de hidratación y cuidados de la piel. Sin embargo, cuando se trata de un aumento o reducción de peso convencional, se pueden prevenir tratando de mantener un peso estable dentro de unos márgenes razonables.
  • Masajes durante el embarazo
    El aumento del volumen del vientre y las mamas que experimentan las mujeres durante el embarazo hace difícil evitar las estrías. Un método que resulta efectivo para reducir su incidencia es masajear constantemente ambas zonas con productos específicos para ello. De forma que al mismo tiempo se hidrate la piel, se estimule la circulación sanguínea y se favorezca la adherencia de proteínas que le aportan elasticidad.
  • Hidratar la piel
    Las principales imperfecciones de la piel, como las estrías o las arrugas, vienen dadas por la falta de hidratación y colágeno. Por lo tanto, la prevención de las estrías pasa por evitar que la piel se seque, para lo que se pueden usar tanto cremas como diversos productos naturales.
  • Alimentación saludable
    Comer de forma equilibrada no sólo facilitará que mantengamos un peso adecuado y estable. También aportará al organismo diversos nutrientes que contribuyen a mantener la elasticidad de la piel y favorecen su regeneración.
  • Evitar posturas forzadas prolongadas
    Para prevenir la aparición de estrías también se recomienda evitar posturas fijas que fuercen la piel durante mucho tiempo. Ya que esa tensión desacostumbrada puede llevar a la rotura.
 

¿Cómo eliminar las estrías?

    La eliminación de las estrías no es un procedimiento sencillo. En muchos casos sólo se podrán reducir o suavizar, pero no eliminar del todo, en especial cuando las estrías son blancas y, por tanto, tienen ya mucho tiempo. No obstante, existen varios tratamientos estéticos que pueden reducir estas imperfecciones, los cuales tienen más posibilidades de éxito si se aplican cuando las estrías son rojas.

  1. Uno de los más comunes es el que trata las estrías con láser. Esta tecnología se aplica sobre la zona afectada y estimula la producción de colágeno y elastina para devolver elasticidad a la piel y acelerar su proceso de regeneración. Debido a esto, es especialmente efectivo con estrías rojas. En la actualidad existen varios tratamientos diferentes con láser, por lo que lo ideal es consultar cuál es el más adecuado para cada caso con un profesional en una clínica estética.
  2. Otro método para tratar las estrías rojas de forma efectiva es la electroporación. Por la que se infiltran productos químicos en la piel con ayuda de ondas electromagnéticas. Esta técnica hace que el colágeno se regenere de forma natural mediante la introducción indolora de principios activos en la piel. Ya que las ondas abren momentáneamente las membranas y permiten el ingreso de las sustancias.

    Una de las técnicas más efectivas para suavizar o eliminar estrías es la de la radiofrecuencia. Mediante la que se tratan estas imperfecciones desde la raíz. Su efectividad radica no sólo en que las intervienen a gran profundidad, sino también en que estimula la producción de colágeno y elastina y la circulación de la sangre en la zona.
  3. El dermapen, por su parte, es uno de los instrumentos más sencillos para tratar estrías. También conocido como “el lápiz que borra cicatrices y arrugas”, su tecnología también potencia la creación natural de colágeno y elastina. De forma que mejora la regeneración de la piel.
  4. Otro tratamiento es el de la bioregeneración celular, que repara las zonas dañadas con ondas magnéticas y regenera los tejidos internos con gran eficacia hasta en las estrías más complejas.

¿Las estrías duelen?

A algunas personas las estrías les pueden causar dolor. Esto ocurre en especial con las mujeres embarazadas, que experimentan un cambio físico brusco en muy poco tiempo. Este dolor no suele ser agudo, sino que se trata más bien de molestias o de un cierto ardor similar al que causa la deshidratación de la piel en sus estados más avanzados.

Si las estrías del embarazo producen molestias, ardores o picores, significa que la zona está reseca y necesita hidratación de forma urgente. Para ello, se recomienda usar agua tibia de forma constante durante el tiempo de gestación y evitar rascar o tocar constantemente la estría.

Si el picor o el dolor es constante, se puede usar ropa de algodón para reducirlos, y es recomendable evitar la ropa ceñida. Y en el caso de que, a pesar de aplicar agua y usar ropa adecuada, las molestias en las estrías persistan, se debe acudir al médico para que averigüe el origen del dolor.