Lunes - Viernes

Mañanas: 9:30h-14:00h Tardes: 16:30h-20:00h

Sábados: 10:00h-13:00h

91 386 30 41

info@centromedicoelpilar.com

Av. Betanzos 53, 1º

28029 Madrid

reloj

Lunes - Viernes 8:00-19:00

Sábados 9:00-14:00

91 386 30 41

info@centromedicoelpilar.com

Av. Betanzos 53, 1º

28029 Madrid

Ecografía hepática Doppler Madrid

ecografia para el higado en madrid
ecografia hepatica de higado graso Madrid

Prueba ecografia de higado en Madrid

Ecografia hepatica doppler color

La ecografía hepática es un examen de diagnóstico por imagen que utiliza ondas sonoras para crear imágenes del hígado. Este procedimiento no invasivo permite evaluar la estructura y el funcionamiento del hígado, ayudando a identificar diversas condiciones y enfermedades hepáticas como hepatitis, cirrosis, hígado graso, y tumores.

La ecografía de higado es útil para monitorear enfermedades crónicas, detectar anomalías estructurales y guiar procedimientos como biopsias. También puede evaluar el flujo sanguíneo en el hígado mediante técnicas como la ecografía Doppler. Este examen es seguro, no utiliza radiación, y generalmente no causa molestias al paciente.

Doctor

Medico colegiado

Todos nuestros médicos están colegiados en el colegio de médicos de Madrid y debidamente acreditados.

Radiofrecuencia

Ecografía Doppler color

Disponemos de ecógrafo doppler color de última generación para la mejor resolución de la ecografía

Cita previa

Con cita previa

Ecografía de higado con cita previa, evitaras colas y esperas

Personal

Ecografías personalizadas

Podemos realizar un ecografía de higado personalizado según las necesidades de cada paciente.

Si te quedan dudas, déjanos el teléfono y te llamaremos

Horario

Lunes a
Viernes

09:30h a 14:00h
16:30h a 20:00h

Sábados

10:00h a 13:00h

eco doppler para el higado inflamado
ecografia para ver higado graso Madrid

¿Cómo debo prepararme para una ecografía de higado?

Para prepararse para una ecografía del hígado, por lo general se sugieren las siguientes recomendaciones:

Ayuno: No comer ni beber nada durante 6 a 8 horas antes del examen. Esto ayuda a reducir la cantidad de gas en el intestino y permite obtener imágenes más claras del hígado y los órganos circundantes.

Ropa cómoda: Usar ropa holgada y cómoda. Es posible que necesite quitarse la ropa de la cintura para arriba y ponerse una bata médica.

Medicamentos: Informar al médico sobre cualquier medicamento que esté tomando. En la mayoría de los casos, puede continuar tomando sus medicamentos como de costumbre, pero es importante seguir las instrucciones
específicas de su médico.

Informe de condiciones médicas: Informar al técnico o al médico si tiene alguna condición médica que pueda afectar el examen, como problemas de obesidad, o si ha tenido otros exámenes de diagnóstico por imagen recientemente que puedan interferir con la ecografía.

¿Qué podemos detectar con la ecografia para el higado?

prueba hepatica para higado precio
examen para el higado graso madrid

Ecografía higado graso

¿Como se ve el higado graso en una ecografia?

Precio ecografía hepatica

1 Ecografía

95
  • 30 Minutos
  • Cita previa

Una ecografía del hígado por lo general suele durar entre 15 y 30 minutos. La duración exacta puede variar dependiendo de varios factores, tales como la complejidad del caso, la necesidad de obtener imágenes adicionales, y la cooperación del paciente durante el procedimiento.

El hígado graso, o esteatosis hepática, a menudo no presenta síntomas en sus
etapas iniciales. Sin embargo, a medida que la condición progresa, pueden aparecer algunos síntomas. Estos incluyen:

Fatiga: Sentirse constantemente cansado o débil.

Dolor o malestar abdominal: Especialmente en la parte superior derecha del abdomen.

Pérdida de peso o pérdida de apetito: Sin una causa aparente.

Náuseas: Sentirse con ganas de vomitar.

Hinchazón abdominal: Sensación de distensión o hinchazón en el abdomen.

– Heces de color claro: En algunos casos.

– Ictericia: Coloración amarillenta de la piel y los ojos, que es menos común y generalmente indica una fase más avanzada de la enfermedad. Es importante mencionar que muchos casos de hígado graso son asintomáticos y solo se detectan durante exámenes médicos rutinarios o estudios por imágenes realizados por otras razones.

Varios hábitos pueden ser perjudiciales para la salud del hígado, aumentando el riesgo de enfermedades hepáticas. Algunos de estos hábitos incluyen:

Consumo excesivo de alcohol: El abuso de alcohol es una de las principales causas de enfermedades hepáticas como la hepatitis alcohólica, cirrosis y hígado graso alcohólico.

Dieta poco saludable: Consumir alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares y carbohidratos refinados puede contribuir al desarrollo de hígado graso no alcohólico.

Sedentarismo: La falta de actividad física está relacionada con la obesidad y el hígado graso no alcohólico.

Uso de drogas recreativas: El uso de drogas como la cocaína, los opioides y otras sustancias puede causar daño hepático directo o indirecto.

Exposición a toxinas: La exposición a productos químicos tóxicos, pesticidas y otros contaminantes puede afectar negativamente la función hepática.

Abuso de medicamentos: El uso excesivo o inapropiado de medicamentos, incluidos los analgésicos de venta libre como el paracetamol, puede causar daño hepático.

Fumar: Fumar cigarrillos está asociado con un mayor riesgo de enfermedades hepáticas, incluido el cáncer de hígado.

Infecciones virales: Practicar sexo sin protección, compartir agujas o no vacunarse contra la hepatitis puede aumentar el riesgo de contraer hepatitis B o C, que pueden causar daño hepático crónico.

Falta de hidratación: No consumir suficiente agua puede afectar el metabolismo del hígado y su capacidad para eliminar toxinas del cuerpo.

Estrés crónico: El estrés continuo puede afectar la función hepática y contribuir al desarrollo de enfermedades hepáticas.
Adoptar un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada, ejercicio regular y la evitación de sustancias dañinas, es esencial para mantener el hígado en buen
estado.

Varios exámenes de sangre pueden detectar problemas en el hígado. Estos exámenes se conocen como pruebas de función hepática y suelen incluir:

– Alanina aminotransferasa (ALT): La ALT es una enzima que se encuentra principalmente en el hígado. Niveles elevados pueden indicar daño hepático.

– Aspartato aminotransferasa (AST): La AST es otra enzima que se encuentra en el hígado y en otros tejidos. Niveles elevados de AST también pueden indicar daño hepático, aunque no es específica del hígado como la ALT.

– Fosfatasa alcalina (ALP): La ALP es una enzima presente en el hígado, los conductos biliares y los huesos. Niveles elevados pueden indicar problemas con los conductos biliares o el hígado.

– Bilirrubina: La bilirrubina es un producto de la descomposición de los glóbulos rojos. Niveles elevados pueden causar ictericia y suelen indicar problemas en la función hepática o en la excreción biliar.

– Gamma-glutamil transferasa (GGT): La GGT es una enzima presente en el hígado y en los conductos biliares. Niveles elevados pueden indicar daño en el hígado o en los conductos biliares.

– Proteínas totales y albúmina: Estas pruebas miden la cantidad de proteínas producidas por el hígado. Niveles bajos pueden indicar una función hepática deficiente.

– Tiempo de protrombina (PT): Esta prueba mide el tiempo que tarda la sangre en coagular. Un tiempo de protrombina prolongado puede indicar problemas en la producción de factores de coagulación por el hígado.

Una ecografía hepática es una herramienta útil para detectar una variedad de enfermedades y condiciones del hígado. Algunas de las enfermedades que se pueden detectar mediante una ecografía del hígado incluyen:

Esteatosis hepática (hígado graso): Acumulación de grasa en las células del hígado.

Hepatitis: Inflamación del hígado causada por infecciones virales, consumo excesivo de alcohol, drogas u otras condiciones médicas.

Cirrosis: Cicatrización y daño crónico del hígado debido a enfermedades prolongadas del hígado como hepatitis o consumo excesivo de alcohol.

Tumores hepáticos: Incluyendo tumores benignos como hemangiomas y adenomas, así como malignos como el carcinoma hepatocelular.

Quistes hepáticos: Los quistes de hepáticos son como pequeños sacos llenos de líquido en el hígado.

Abscesos hepáticos: Infecciones que causan acumulación de pus en el hígado.

Colestasis: Obstrucción del flujo de la bilis desde el hígado, que puede ser intrahepática (dentro del hígado) o extrahepática (fuera del hígado).

Hiperplasia nodular focal: Se trata de una lesión hepática benigna que se asemeja a un tumor.

Enfermedades vasculares del hígado: Problemas con los vasos sanguíneos del hígado, como la trombosis de la vena porta.

La ecografía hepática puede identificar la presencia de masas en el hígado, pero su capacidad para diferenciar entre distintos tipos de tumores es limitada.

Los tumores hepáticos pueden variar ampliamente en apariencia, y aunque algunas características pueden sugerir un tipo específico de tumor, generalmente se
requieren técnicas de imagen más avanzadas, como la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (RM), junto con biopsias, para un diagnóstico definitivo.

La ecografía hepática puede ser utilizada para detectar enfermedades hereditarias del hígado, aunque su capacidad es más limitada en este aspecto. Algunas
enfermedades hereditarias, como la hemocromatosis o la enfermedad de Wilson, pueden causar cambios en la estructura y la ecogenicidad del hígado que son
visibles en una ecografía.

Sin embargo, la ecografía por sí sola no puede confirmar un diagnóstico hereditario. Estos diagnósticos a menudo requieren pruebas genéticas y otras evaluaciones clínicas para identificar con precisión la enfermedad subyacente.

Sí, durante una ecografía hepática, el técnico puede visualizar órganos cercanos como la vesícula biliar, el páncreas y los riñones. Esto es especialmente útil para
identificar condiciones como cálculos biliares, pancreatitis o problemas renales que pueden estar asociados con enfermedades hepáticas o presentar síntomas similares.

La ecografía para el higado es una de las modalidades de imagen más seguras para las mujeres embarazadas, ya que no utiliza radiación ionizante. El uso de ondas sonoras para crear imágenes es seguro tanto para la madre como para el feto.

Sin embargo, siempre es importante informar al médico y al técnico si estás embarazada antes de realizar cualquier procedimiento de imagen.

Si se tiene una enfermedad crónica del hígado, la frecuencia con la que se debe realizar una ecografía depende de la condición específica y de las recomendaciones del médico. Para enfermedades como la cirrosis o el hígado graso no alcohólico, los médicos pueden recomendar ecografías periódicas para monitorear la progresión de la enfermedad y detectar complicaciones tempranas.

La frecuencia exacta puede variar desde cada seis meses hasta cada año, dependiendo de la gravedad de la enfermedad y otros factores de riesgo individuales.

¿En cuánto tiempo se obtienen los resultados?

El tiempo necesario para obtener los resultados de una ecografía hepática varía, pero generalmente, los resultados preliminares pueden estar disponibles inmediatamente después del examen. El técnico o radiólogo puede revisar las imágenes en el momento y proporcionar un informe inicial. Sin embargo, un informe detallado y final generalmente es elaborado por un radiólogo y enviado al médico que ordenó la prueba, lo cual puede tardar de uno a dos días.

¿Puedo reanudar mis actividades inmediatamente después del examen ecográfico?

Sí, los pacientes pueden reanudar sus actividades normales de inmediato después de una ecografía hepática. El procedimiento es no invasivo y generalmente no causa efectos secundarios, por lo que no hay tiempo de recuperación necesario.

¿Puedo comer inmediatamente después de la ecografía hepática?

No hay restricciones dietéticas después de una ecografía hepática, por lo que los pacientes pueden comer y beber normalmente una vez que el examen ha concluido.

precio ecografia hepatica madrid
centro para ecografia de higado

Otras ecografias doppler

A continuación te presentamos otras ecografías doppler relacionadas con la ecografía hepática que realizamos en nuestro centro medico en Madrid

Ecografía abdominal

Eco doppler del abdomen

Ecografía Vascular

Eco Doppler venoso

Ecografia mamaria

Eco Doppler de mamas

logo centro medico el pilar

Certificados médicos y psicotécnicos para renovar carnet de conducir. Centro de especialidades Medicas en Madrid

91 386 30 41

Horario

Lunes – Viernes:                      Mañanas: 9:30h -14:00h            Tardes: 16:30h – 20:00h                        Sábados:                                                Mañanas: 10:00h – 13:00h

Dirección

Avenida de Betanzos nº 53, 1º piso
28029 Madrid