Lunes - Viernes

Mañanas: 9:30h-14:00h Tardes: 16:30h-20:00h

Sábados: 10:00h-13:00h

91 386 30 41

info@centromedicoelpilar.com

Av. Betanzos 53, 1º

28029 Madrid

reloj

Lunes - Viernes 8:00-19:00

Sábados 9:00-14:00

91 386 30 41

info@centromedicoelpilar.com

Av. Betanzos 53, 1º

28029 Madrid

Analítica control de hígado inflamado, perfil hepático

analisis del higado precio Madrid
extraccion de sangre higado hepatico madrid

Análisis de sangre hepático en Madrid

Analítica de sangre para el hígado inflado

La analítica del perfil hepático es una prueba de laboratorio que mide diferentes enzimas, proteínas y sustancias producidas o procesadas por el hígado. Esta analítica se realiza a través de una muestra de sangre y proporciona información esencial sobre el estado y el funcionamiento del hígado.

Sirve para diagnosticar y monitorear enfermedades hepáticas, tales como la hepatitis, cirrosis, y daños hepáticos causados por el consumo excesivo de alcohol o medicamentos. Además, puede detectar obstrucciones biliares y evaluar la efectividad de tratamientos en pacientes con afecciones hepáticas crónicas.

Doctor

Medico colegiado

Todos nuestros médicos están colegiados en el colegio de médicos de Madrid y debidamente acreditados.

Rapidez y poco tiempo

Resultados en 24/48 horas

Entregamos los resultados del análisis de sangre entre 24 y 48 horas después de haber realizado la prueba.

Cita previa

Con cita previa

Analítica de sangre con cita previa, evitaras colas y esperas

Personal

Analítica personalizada

Analítica de perfil hepático personalizada según las necesidades de cada paciente.

Déjanos tu teléfono, te llamaremos para concretar

Horario

Lunes a
Viernes

09:30h a 14:00h
16:30h a 20:00h

Sábados

10:00h a 13:00h

pruebas para el higado
analitica de sangre perfil hepatico Madrid

¿Debo acudir en ayunas para hacerme la analítica de perfil hepático? 

Es recomendable acudir en ayunas para hacerse una analítica de perfil hepático. El ayuno, generalmente de 8 a 12 horas, asegura que los niveles de las sustancias medidas no estén alterados, evitar que se afecten los resultados de la prueba y proporcionar una evaluación más precisa del funcionamiento del hígado.

Durante el ayuno, solo se permite consumir agua, recuerda seguir las instrucciones que te indique el medico especialista.

¿Qué valores se analizan en un perfil hepático?

Precio análisis de sangre hígado

1 Analitica

49
  • 20/30 Minutos
  • Cita previa

2 Analiticas

85
  • 20/30 Minutos
  • Cita previa

Los síntomas de tener el hígado inflamado, o hepatitis, pueden variar en severidad y pueden incluir:

– Fatiga
– Dolor abdominal
– Ictericia o coloración amarillenta de la piel y los ojos
– Heces pálidas
– Orina oscura
– Náuseas y vómitos
– Pérdida de apetito
– Hinchazón abdominal
– Moretones fáciles
– Picazón en la piel

Esta prueba mide varios parámetros relacionados con la función y la salud del hígado, puede ayudar a diagnosticar y monitorear diversas enfermedades hepáticas, como hepatitis, cirrosis, hígado graso, y obstrucción de los conductos biliares.

Además, puede ser útil para evaluar la efectividad de tratamientos en pacientes con enfermedades hepáticas crónicas.

En la analítica del perfil hepático, ciertos valores pueden sugerir la presencia de cirrosis. Los resultados que podrían indicar cirrosis incluyen:

– Transaminasas (ALT y AST)
– Fosfatasa alcalina (ALP)
– Bilirrubina
– Albúmina
– Proteínas totales
– Gama-glutamiltransferasa (GGT)
– Tiempo de protrombina (PT)
– Plaquetas

Además de estos parámetros, otros marcadores y pruebas adicionales, como la ecografía hepática, elastografía (FibroScan), y biopsia hepática, pueden ser necesarios para confirmar el diagnóstico de cirrosis y evaluar su gravedad.

El daño al hígado puede ser causado por una variedad de factores, algunos son:

 Infecciones virales: Hepatitis B, hepatitis C y hepatitis D son infecciones virales que pueden llevar a daño hepático crónico, cirrosis y cáncer de hígado.

Consumo excesivo de alcohol: El consumo prolongado y excesivo de alcohol puede causar hepatitis alcohólica, hígado graso alcohólico y cirrosis.

Enfermedades hepáticas no alcohólicas: El hígado graso no alcohólico (NAFLD) y la esteatohepatitis no alcohólica (NASH) son condiciones relacionadas con el sobrepeso, la obesidad, la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico.

Medicamentos y toxinas: Algunos medicamentos (como el paracetamol en dosis altas), suplementos herbales y toxinas pueden causar daño hepático.

Enfermedades autoinmunes: La hepatitis autoinmune, la cirrosis biliar primaria y la colangitis esclerosante primaria son enfermedades en las que el sistema inmunitario ataca las células hepáticas o los conductos biliares.

Trastornos genéticos: Enfermedades hereditarias como la hemocromatosis (acumulación de hierro), la enfermedad de Wilson (acumulación de cobre) y el déficit de alfa-1 antitripsina pueden causar daño hepático.

Infecciones bacterianas y parasitarias: Infecciones como la esquistosomiasis y la fiebre tifoidea pueden afectar el hígado.

Cáncer de hígado: El carcinoma hepatocelular es una forma de cáncer que puede desarrollarse en el hígado.

Obstrucción de los conductos biliares: Condiciones como los cálculos biliares o los tumores pueden bloquear los conductos biliares y causar daño hepático.

Trastornos metabólicos: Algunas enfermedades metabólicas, como la enfermedad de almacenamiento de glucógeno, pueden afectar el hígado.

Dieta y estilo de vida: Dietas ricas en grasas y azúcares, junto con un estilo de vida sedentario, pueden contribuir al desarrollo de enfermedad hepática grasa no alcohólica.

Cuando las enzimas hepáticas están elevadas, puede ser un indicio de daño o inflamación en el hígado. Veamos qué significa la elevación de cada una de las principales enzimas hepáticas que suelen medirse en un análisis de sangre:

Alanina aminotransferasa (ALT): Una elevación de ALT generalmente indica daño hepático. Esta enzima se encuentra principalmente en el hígado, por lo que niveles elevados suelen ser específicos de problemas hepáticos, como hepatitis viral, hígado graso no alcohólico, daño hepático inducido por medicamentos o alcohol, y cirrosis.

Aspartato aminotransferasa (AST): Aunque AST también se encuentra en el hígado, se halla en otros tejidos como el corazón y los músculos. Elevaciones de AST pueden indicar daño hepático, pero también pueden estar relacionadas con problemas en otros órganos. Una relación AST/ALT mayor a 1 puede sugerir daño hepático crónico o cirrosis.

Fosfatasa alcalina (ALP): La ALP se encuentra en el hígado, los conductos biliares y los huesos. Niveles elevados pueden indicar obstrucción biliar, colestasis (reducción o interrupción del flujo de bilis), enfermedades hepáticas como cirrosis o hepatitis, o problemas óseos.

Bilirrubina: Los niveles elevados de bilirrubina en la sangre pueden indicar problemas en la función hepática o bloqueos en los conductos biliares, lo que puede llevar a ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos). Esto puede ser causado por hepatitis, cirrosis, cálculos biliares o tumores.

Gamma-glutamiltransferasa (GGT): Niveles elevados pueden acompañar a las elevaciones de ALP en caso de obstrucción biliar.

Tiempo de protrombina (PT): Un tiempo de protrombina prolongado puede indicar problemas en la producción de factores de coagulación por el hígado, lo que sugiere un daño hepático significativo o avanzado, como en la cirrosis. Un PT prolongado también puede ser indicativo de una deficiencia de vitamina K o del uso de anticoagulantes.

Plaquetas: Un recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia) puede ser un signo de daño hepático crónico, como en la cirrosis. Esto puede deberse a varios factores, como el hiperesplenismo (aumento del tamaño del bazo) o una disminución en la producción de plaquetas. La trombocitopenia puede aumentar el riesgo de sangrado.

Elevaciones en estas enzimas pueden ser transitorias o persistentes y pueden deberse a causas benignas o más serias. Dependiendo de los resultados de la analítica y la historia clínica del paciente, el especialista puede recomendar pruebas adicionales, como ecografías, tomografías, resonancias magnéticas, o incluso biopsias hepáticas, para determinar la causa exacta del daño hepático y planificar el tratamiento adecuado.

Una dieta saludable para el hígado incluye una variedad de alimentos que ayudan a mantener su función óptima.

incluye frutas como cítricos, bayas y aguacates, verduras como espinacas y remolachas, granos enteros como avena y arroz integral, proteínas magras como pescado y aves, nueces y semillas como nueces y semillas de chía, legumbres como lentejas y garbanzos, aceites saludables como el aceite de oliva, hierbas y especias como el ajo y la cúrcuma, y té verde.

La analítica del perfil hepático puede proporcionar indicios sobre la presencia de hígado graso, aunque no es la prueba específica para su diagnóstico. Generalmente, los niveles elevados de transaminasas (ALT y AST) pueden sugerir la presencia de hígado graso. Además, otros marcadores como la gamma- glutamiltransferasa (GGT) y la fosfatasa alcalina (ALP) también pueden estar elevados en casos más avanzados o en presencia de inflamación asociada.

Para confirmar el diagnóstico de hígado graso, es común realizar una ecografía abdominal o una elastografía hepática (FibroScan), que pueden detectar la acumulación de grasa en el hígado y evaluar su gravedad.

Estas pruebas junto con la analítica hepática son útiles para el diagnóstico y seguimiento del hígado graso no alcohólico (NAFLD) y su forma más grave, la esteatohepatitis no alcohólica (NASH).

Hay varios medicamentos que pueden causar daño al hígado, algunos son:

Paracetamol (acetaminofén)

Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs):  Como ibuprofeno y diclofenaco, especialmente con el uso prolongado y en dosis altas.

Antibióticos: Como la amoxicilina-clavulánico

Estatinas: Utilizadas para controlar el colesterol alto

Anticonvulsivantes: Como el ácido valproico y la fenitoína

Medicamentos para el tratamiento del cáncer

Es crucial seguir las recomendaciones médicas y las instrucciones de dosificación al tomar cualquier medicamento para evitar el riesgo de daño hepático.

Siempre es aconsejable consultar con un especialista si se experimentan síntomas como náuseas, vómitos, ictericia (coloración amarillenta de la piel), fatiga persistente o dolor abdominal mientras se toman medicamentos.

ensayo clinico para el higado
analisis perfil hepatico precio

Otras analíticas de sangre

A continuación te presentamos otras analíticas de sangre relacionadas con el análisis para el hígado que realizamos en nuestro centro de análisis clínicos en Madrid

Ojeras con ácido hialurónico

Clareado de ojeras con A.H

Fotorejuvenecimiento facial

Con IPL (Luz Pulsada Intensa)

Eliminar verrugas y lunares

Con laser o lápiz de plasma

Tratamiento con bótox

Elimina arrugas frente, ojos y labios

0/5 (0 Reviews)
logo centro medico el pilar

Certificados médicos y psicotécnicos para renovar carnet de conducir. Centro de especialidades Medicas en Madrid

91 386 30 41

Horario

Lunes – Viernes:                      Mañanas: 9:30h -14:00h            Tardes: 16:30h – 20:00h                        Sábados:                                                Mañanas: 10:00h – 13:00h

Dirección

Avenida de Betanzos nº 53, 1º piso
28029 Madrid