Lunes - Viernes

Mañanas: 9:30h-14:00h Tardes: 16:30h-20:00h

Sábados: 10:00h-13:00h

91 386 30 41

info@centromedicoelpilar.com

Av. Betanzos 53, 1º

28029 Madrid

reloj

Lunes - Viernes 8:00-19:00

Sábados 9:00-14:00

91 386 30 41

info@centromedicoelpilar.com

Av. Betanzos 53, 1º

28029 Madrid

MENU

Oftalmología en Madrid

Consulta de Oftalmología para la evaluación y tratamiento de problemas oculares

Déjanos tu teléfono, te llamaremos para concertar visita

Consulta Oftalmólogo

Revisión ocular completa

Oftalmología pediátrica

Oculista para niños pequeños

oftalmologo madrid
precio oftalmologia

Nuestros servicios de Oftalmología

Oftalmólogo con 25 años experiencia

Un oftalmólogo, es el denominado oculista o especializado en el cuidado de los ojos y de la visión. Se diferencia de un óptico  en su nivel de formación y en lo que está autorizado a tratar.

Un oftalmólogo está especializado en el cuidado de los ojos con formación médica y quirúrgica avanzada, tienen una formación más amplia que los ópticos y optometristas, por lo que pueden abarcar una gama más amplia de afecciones.

Un oftalmólogo diagnostica y trata todas las enfermedades oculares, realiza cirugías oculares, prescribe y ajusta gafas y lentes de contacto para corregir problemas de visión.

¿Cuando acudir al oculista?

Un oftalmólogo diagnostica y da tratamiento a enfermedades relacionadas con:

  • Ojos
  • Párpados
  • Aparato lagrimal
  • Músculos extra oculares
  • Vía óptica hasta el cerebro

El médico especializado en oftalmología, también puede subespecializarse en algunas áreas como: Glaucomas, retina, córnea, cataratas, cirugía refractiva, cirugía pediátrica, neurooftalmología y oculoplastia, que son áreas más específicas y para tratar afecciones más complejas.  

Hay muchas enfermedades oftalmológicas, a continuación detallaremos algunas de las más frecuentes y comunes:

Conjuntivitis: Es una inflamación o infección en la membrana transparente (conjuntiva) que recubre el párpado y la parte blanca del globo ocular, cuando los pequeños vasos sanguíneos de la conjuntiva se inflaman, se hacen más visibles. A consecuencia de esto, la parte blanca del ojo se torna rojiza o rosácea.

La causa más frecuente de la conjuntivitis es una infección bacteriana, viral o una reacción alérgica. Hay que acudir al médico especialista en oftalmología si sientes ardor, enrojecimiento, dolor o picazón, sensación arenosa, lagrimeo, visión borrosa o daño a la luz.

Ojo seco: es una enfermedad que consiste en la escasez de la cantidad de lágrima o deterioro de la calidad de la misma produciendo inflamación en la superficie del ojo, suele ser bilateral, y se produce más en mujeres que en hombres, especialmente en el periodo de menopausia.                                                   

Miopía: La miopía se manifiesta cuando el paciente detecta borrosos objetos lejanos. La miopía se debe a que la imagen se forma delante de la retina ya que la córnea, el cristalino o ambos son muy potentes, o bien porque el ojo es más largo de lo normal. La miopía, suele afectar a ambos ojos, aunque no siempre en el mismo grado de gravedad. El principal síntoma de la miopía es que el paciente, ve claramente los objetos cercanos pero percibe de forma borrosa y le cuesta enfocar los objetos a una relativa distancia.                          

Astigmatismo: Es una afección oftalmológica muy común y por lo general tratable en la curvatura del ojo, causa visión borrosa tanto de lejos como de cerca. El astigmatismo se produce cuando la superficie frontal del ojo (córnea) o el cristalino en el interior del ojo tienen curvas dispares. En lugar de tener una curva como una pelota redonda, la superficie tiene forma de huevo. Esto causa visión borrosa de todas las distancias.

Hipermetropía: Problemas de visión a distancias cortas o para detectar un punto cercano, pudiendo ver con mayor claridad distancias lejanas. La hipermetropía es un defecto ocular de refracción que consiste en que los rayos de luz  inciden en el ojo humano, convergiendo detrás de la retina, formando el foco o imagen. Esto se debe a que casi siempre el ojo es muy corto en su eje anteroposterior.

Cataratas: Las cataratas se caracterizan por opacarse el cristalino, que es la lente del ojo que nos permite enfocar todas las distancias, y borrosidad de visión. Las cataratas en adultos y en ancianos, constituyen la patología oftalmológica con mayor incidencia.

Glaucoma: Afección grave y la segunda causa de ceguera en el mundo. Es una enfermedad caracterizada por una pérdida progresiva del campo visual y una presión intraocular elevada, afectando en los estadios iniciales a la visión periférica y central en estadios avanzados.

En primer lugar y para medir la agudeza visual, en oftalmología se utilizan los optotipos, que son diferentes símbolos (letras, números, dibujos) de un tamaño dado a una distancia concreta. Tenemos que establecer del optotipo más grande al más pequeño, que el paciente es capaz de ver a una distancia determinada. Se estudian los ojos por separado, y luego en conjunto. Se proyectan en una pantalla.

El campo visual se mide a través de la campimetría, perimetría estática automatizada, donde colocamos la cabeza en un aparato. Delante de nuestro ojo se nos presenta una superficie de proyección (una cúpula), y van apareciendo puntos de luz, en diferentes zonas del campo visual y con diferentes intensidades. Si vemos el estímulo luminoso, pulsamos un botón. Así el ordenador detecta que puntos vemos y cuáles no.

Otra herramienta básica en oftalmología que usa el oftalmólogo es la lámpara de hendidura, es un microscopio que nos permite ver en aumento las estructuras oculares. También sirve para ver el fondo del ojo.

Otro sistema que se utiliza en oftalmología es la topografía corneal , que permite conocer en profundidad la forma de la córnea, y nos permite realizar análisis cuantitativos y mapas de curvatura, potencia, elevación…o tomografías para tomar imágenes de alta resolución de la retina.

Los tratamientos en oftalmología más frecuentes son:

Cirugía de cataratas: Este cirugía oftalmológica se realiza con anestesia local y se aplica una gota de colirio en los ojos del paciente. El láser que se utiliza prepara el cristalino para alojar una lente intraocular. Esta lente elimina la catarata o la posibilidad de que aparezca, de manera que también sirve como método de prevención. Esta lente también sirve para casos de miopía, hipermetropía y astigmatismo. El procedimiento oftalmológico dura 20 minutos.              

Cirugía de retina: Esta técnica consiste en aplicar la luz láser sobre los vasos sanguíneos lesionados. Así quedan cauterizados y se evita la filtración de fluidos y el avance de las lesiones. La técnica oftalmológica utilizada es la fotocoagulación y detiene la filtración de fluidos del vaso sanguíneo al vítreo. Esto frena la pérdida de visión.

Cirugía refractiva: La cirugía refractiva talla la córnea para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Se pueden corregir miopías de entre 1 a 10 dioptrías e hipermetropías de entre 1 y 4 dioptrías, tengan o no astigmatismo asociado. Esta cirugía se trata de manera convencional con láser, el único requisito es tener 20 años, que el defecto visual resulte estable y las corneas estén sanas.

Cirugía de la presbicia: El objetivo de este tratamiento oftalmológico es conseguir que el paciente tenga una visión correcta en todas las distancias, se realiza mediante una cirugía corneal con láser y lentes intraoculares de última generación, apenas dura 20 minutos y el paciente puede irse a su domicilio.

Como hemos apuntado anteriormente las causas o consecuencias de problemas en la visión son éstas y siempre estamos a tiempo con un diagnostico precoz el poder solventarlos desde la oftalmología:

  • Errores de refracción.
  • Cataratas
  • Trastornos del nervio óptico.
  • Enfermedades en la retina
  • Degeneración macular que destruye el enfoque central de la visión
  • Problemas en los ojos a causa de la diabetes
  • Conjuntivitis

La mejor opción es siempre hacer un consulta oftalmológica para ver los estados de visión o ante posibles síntomas, prevenir lesiones irreparables como es el caso de la ceguera.  

Para prevenir problemas de visión graves es muy graves que usted visite al oftalmólogo, por lo menos una vez al año, para realizar un examen oftalmológico exhaustivo.

También es importante controlar su nivel de azúcar en sangre, ya que altos niveles de glucosa en sangre pueden afectar a su cristalino, producir visión borrosa y dañar los vasos sanguíneos de sus ojos. 

Mantener niveles saludables de presión arterial y colesterol, ya que la hipertensión, representa un mayor riesgo de enfermedad ocular y de perdida de visión.

Dejar el cigarillo, y mantener un estilo de vida saludable, realizando ejercicio y una dieta variada equilibrada también contribuye a reducir el riesgo de padecer enfermedades oculares.

Desde el area de oftalmología de Centro Medico el Pilar, te damos los mejores consejos sobre el uso de las lentillas y su mantenimiento. Es posible que hayas llevado lentes de contacto toda tu vida, pensando que estabas usándolas correctamente, pero es muy común que no sea así.

Es muy importante que se dé un buen uso de ellas, ya que de lo contrario, podrían perjudicar gravemente tu visión.

Estos son los consejos que debes seguir para usar adecuadamente las lentillas:

  • Limpiar las lentillas y su contenedor correctamente. Si no tienes solución para lentes de contacto, no se deben limpiar con agua o con saliva.
  • No dormir con ellas puestas. Aunque los fabricantes aseguren que se puede, lo mejor es quitárselas por la noche.
  • Es recomendable examinarse anualmente los ojos, ya que es posible que las lentes no se adapten de la misma manera con el paso de los años.
  • Lo mejor es acudir siempre al mismo optometrista, ya que se mantiene una relación de continuidad y seguimiento de tu salud ocular.
  • Cada día se debe vaciar y rellenar la caja, expulsando la solución que haya quedado del día anterior, en lugar de rellenarla.
  • Estar atentos a los signos que advierten una posible infección: dolor, ojos rojos, sensibilidad a la luz, etc. Si estos efectos secundarios persisten más de un día, se debe acudir al oftalmólogo.

Desde el area de oftalmología recomendamos que para limpiar correctamente las lentillas, tendrás que tener en cuenta las propiedades de las mismas:

  • Lentillas blandas diarias: Es aconsejable que las limpies e hidrates con solución salina y tires la lentilla al final del día.
  • Lentillas blandas mensuales: Debes usar solución única, que sirve para limpiarlas y desinfectarlas. Para el aclarado, puedes usar solución salina.
  • Lentillas blandas para más de un mes: Tendrás que limpiarlas diariamente con solución única, una vez a la semana utilizar tabletas enzimáticas y otra vez al mes, emplear peróxido. Además, es aconsejable que para reducir la irritación del ojo emplees solución salina y neutralizante.
  • Lentillas permeables (duras o porosas): Necesitan dos líquidos, un jabón limpiador y un acondicionador para su mantenimiento.
  • Para todo tipo de lentillas: Puedes usar lágrima artificial y gotas humidificantes. Sirven para minimizar la sensación de sequedad debido al humo, al aire, al invierno etc.
clinica oftalmica
oculista

Si estás buscando un un oftalmólogo no dudes en venir al Centro Médico el Pilar donde serás atendido por los mejores profesionales.

Llámanos

Te llamamos

logo centro medico el pilar

Certificados médicos y psicotécnicos para renovar carnet de conducir. Centro de especialidades Medicas en Madrid

91 386 30 41

Horario

Lunes – Viernes:                      Mañanas: 9:30h -14:00h            Tardes: 16:30h – 20:00h                        Sábados:                                                Mañanas: 10:00h – 13:00h

Dirección

Avenida de Betanzos nº 53, 1º piso
28029 Madrid