Certificado médico para permiso de residencia

La obtención de un permiso de residencia en España no es un trámite sencillo. Entre los supuestos que las autoridades contemplan para conceder este derecho a ciudadanos extranjeros se encuentran conseguir un trabajo en una empresa nacional, estar matriculado en un centro educativo español o ser familiar de un ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea, entre otros.

En función del supuesto al que se quiera acoger el solicitante, la mayoría de los requisitos variarán. Uno de los pocos que documentos comunes para todo trámite de esta naturaleza es el certificado médico. Con él, las autoridades españolas se aseguran de que la persona no padece enfermedades que pudieran tener repercusiones negativas para la salud pública del país.

El certificado médico para permisos de residencia consiste en realizar pruebas visuales, auditivas y locomotrices. El encargado de realizarlas y certificar el buen estado de salud del solicitante, mediante su firma en el documento, es un médico de familia

¿Qué necesito llevar para un certificado medico para el permiso de residencia?

  • DNI/NIE en vigor.
  • Gafas de ver si las usa diariamente.
  • Certificados permiso de residencia

    Cuando vives en un país en el que no has nacido, es necesario cumplir con una serie de requisitos para hacerlo de forma legal. Aunque es cierto que se puede ver como obligaciones que debes cumplir, también es posible hacerlo desde el otro lado, y tener claro que solo de esta forma adquieres los mismos derechos que los ciudadanos de dicho país. En cualquier caso, siempre es necesario legalizar la situación y lo mejor es hacerlo cuanto antes. Debes informarte de los trámites que debes realizar y tener en cuenta que los certificados médicos para el permiso de residencia estarán entre ellos.
  • Pruebas medicas

    Estas son las pruebas que se tienen que superar para conseguir un certificado médico para obtener la residencia:
    Prueba de esfuerzo
    Se trata de una serie de pruebas para conocer cómo responde el corazón cuando se realiza algún esfuerzo. Lo habitual es que cuando se está haciendo ejercicio, el corazón bombee sangre con más fuerza y de forma más rápida. Si el paciente padece una dolencia cardíaca, es más fácil diagnosticarla durante esta clase de pruebas. Se efectúa controlando el corazón mientras el paciente camina en una cinta o monta en una bicicleta estática.
    Electrocardiograma en reposo
    Se trata de una prueba sencilla que sirve para conocer la actividad eléctrica del corazón. Se colocan unos electrodos en el pecho, las muñecas y los tobillos que recogen el funcionamiento de las aurículas y de los ventrículos de este órgano. Antes de someterse a esta prueba, la persona debe estar en silencio, tumbada y relajada durante unos minutos. El trazado que presenta el electrocardiograma sirve para detectar si se padecen algunas alteraciones cardíacas.
    Informe médico
    Se realiza una completa entrevista al paciente para conocer cómo se encuentra a nivel general, qué enfermedades ha sufrido en el pasado o padece en este momento y también sobre sus antecedentes familiares. También se intenta conocer en qué clase de ambiente vive y en qué consiste su trabajo, para saber si ha podido padecer algún daño durante su desempeño profesional.
    Exploración del aparato locomotor
    La exploración del aparato locomotor tiene como objetivo descubrir algún tipo de afección musculoesquelética. Se inspeccionan y se palpan diferentes articulaciones para comprobar tanto la movilidad activa como la pasiva. Se quiere conocer si existe algún tipo de tumefacción o alguna señal de inflamación en la zona. Además, si existe dolor, se intenta conocer cuál es su origen
    Exploración general
    Consiste en un examen médico básico para conocer el estado de salud del paciente. Se mide y se pesa al paciente para conocer su Índice de Masa Corporal. También se toma su tensión arterial y se inspeccionan sus ojos y sus oídos. Se analiza el estado de su piel y se ausculta al paciente a nivel cardíaco y pulmonar.
    Analítica completa de sangre y orina
    Se realizan sendos análisis de sangre y orina para detectar ciertas enfermedades y para conocer el estado de salud del paciente a nivel general. Además, también se utiliza para saber si se padecen dolencia infectocontagiosas, como el VIH o la hepatitis B.
    Prueba auditiva
    Es una prueba médica para evaluar la capacidad auditiva del paciente. Se le presentan diferentes sonidos, que cambien en volumen e intensidad, también en la velocidad de las ondas sonoras. El paciente tiene que seguir las indicaciones del profesional que realiza la audiometría, lo normal es que se le pida que indique cuándo percibe ciertos sonidos
    Prueba visual
    Se trata de un examen de la visión del paciente para conocer si ve bien. Como es lógico, si el paciente utiliza gafas o lentillas, debe llevarlas al reconocimiento médico para que pueda efectuar la prueba de la manera adecuada. Se realizan diferentes pruebas y se evalúa no solo su capacidad visual, sino también se padece alguna enfermedad relacionada con el este sentido tan importante.
    Evaluación psicológica
    Se realiza una evaluación a nivel psicológico del paciente para determinar si se padece alguna enfermedad grave a nivel psicológico. Como es evidente, esta evaluación debe estar a cargo de un profesional especializado en psicología. Una vez que se han completado todas las pruebas, se te entregará el certificado médico sellado, que será clave para poder solicitar el permiso de residencia.
  • Legislacion sobre residencia

    Los certificados médicos para el permiso de residencia son imprescindibles para conseguir superar este trámite. Además de las pruebas, incluye un impreso oficial que se puede adquirir en cualquier farmacia por algo menos de cuatro euros. No es un tema que carezca de importancia, sino todo lo contrario y de hecho tanto el proceso en sí como el impreso que se necesita están regulados por el Artículo 27 del Real Decreto 155/1996, de 2 de febrero y se aprueba el reglamento de ejecución de la Ley Orgánica 7/1985, de 1 de julio, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España. Además de otras pruebas que deben superar en los certificados medicos para conseguir el permiso de residencia es indispensable contar con el un certificado médico que cumpla las condiciones exigidas.
  • Residencia y permiso de estancia

    Cuando hablamos de burocracia, diferenciar bien los distintos términos con los que te puedes encontrar a lo largo de los diferentes procesos es muy importante, para evitar problemas. Una de las cuestiones que debes saber es que, si vas a estar en España menos de tres meses, entonces se habla de estancia y no de residencia. En estos casos, será suficiente con tener el pasaporte en vigor y haber entrado en nuestro país de manera legal.
  • ¿Como es el permiso de residencia?

    El permiso de residencia en España puede tener carácter temporal o permanente. La residencia temporal es la que permite a la persona permanecer en España más de tres meses y menos de cinco años. Se concede a quienes viven en nuestro país y cumplen con distintos requisitos. Puede darse el caso de que soliciten su residencia temporal por primera vez o que se trate de una renovación por no poder optar al permiso de residencia permanente. La otra opción es solicitar el permiso de residencia de forma permanente. Para hacerlo, es requisito imprescindible el haber resido de manera legal y continuada en nuestro país durante al menos cinco años. Eso sí, durante este periodo se ha podido abandonar de forma legal nuestro territorio de forma temporal por alguna de estas causas:
    1. Ausencias por vacaciones.
    2. Ausencias por hasta seis meses, pero que cuando se sumen no sobrepasen el año.
    3. Ausencias que estén debidamente justificadas por causas familiares o de asistencia sanitaria.
    Aunque se trate de un permiso de residencia permanente, es necesario conocer que la tarjeta de residencia se tiene que renovar cada cinco años
  • ¿Donde se solicita?

    Para solicitar el permiso de residencia en España es necesario acudir a la Oficina de Extranjeros más cercana. También se puede solicitar en la Comisaría de Policía de la ciudad en la que se tiene pensado vivir. Si el permiso de residencia se va a solicitar por circunstancias excepcionales, se tendrá que ir a la Dirección General de la Policía (Comisaría General de Extranjería y Documentación)
  • ¿Cuando solicitarlo?

    Lo ideal es solicitar el permiso de residencia un mes antes de que caduquen los documentos que te permiten vivir en España de manera legal. De todas formas, si se cumplen los requisitos, se puede renovar el permiso de residencia hasta tres meses después de que haya caducado el actual. Aunque en este último caso, la fecha que constará en la renovación será la de caducidad del documento anterior. Los certificados médicos para permisos de residencia son esenciales para vivir de forma legal en España. En nuestro centro te ofrecemos no solo su obtención, sino también la información que necesitas para realizar este trámite tan vital.
Ver horarios

Pedir cita

Horarios

De lunes a viernes

Mañanas: de 9:30 a 14:00
Tardes: de 16:30 a 20:00

Sábados

Mañanas: de 10:00 a 13:00

Sociedades concertadas