Radiofrecuencia facial

Existen multitud de formas efectivas de combatir la aparición de los signos de envejecimiento. Como una correcta hidratación de la piel, una dieta equilibrada o practicar deporte con regularidad. Pero, tarde o temprano, las arrugas y la flacidez acaban llegando a nuestra piel.

Para combatir ese envejecimiento existen multitud de tratamientos de medicina estética. De entre ellos, en la actualidad destaca la radiofrecuencia facial. Un procedimiento que ha adquirido gran popularidad en los últimos tiempos gracias a los buenísimos resultados que ofrece sin necesidad de cirugía, agujas ni sustancias externas. Además, prácticamente no tiene efectos secundarios y estos rara vez se dan.

  • Necesitario cita previa: Si
  • Duración de la sesion: 30 min
  • ¿Cuántas sesiones necesitaré?: Según valoracion medica
  • Grado de dolor: Practicamente indoloro
    • Radiofrecuencia facial

      A diferencia de otras intervenciones estéticas en las que se recurre a la cirugía y las inyecciones, la radiofrecuencia facial usa ondas electromagnéticas sobre la piel para favorecer su regeneración de forma natural. Estas ondas transmiten calor a las capas más profundas de la dermis para estimular la producción de colágeno y elastina. Así como mejorar la circulación.
    • Radiofrecuencia para arrugas

      Las arrugas suelen aparecer por la falta de elastina y colágeno. Sustancias que mantienen hidratada la piel y que abundan en las personas jóvenes. Pero conforme el cuerpo envejece le cuesta más producirlas, por lo que la dermis pierde hidratación y las fibras dañadas se regeneran con mayor dificultad. Así, la piel se seca y aparecen las arrugas. La radiofrecuencia facial no hace otra cosa que estimular la producción natural de colágeno y elastina.
    • Tecnica de la radiofrecuencia

      El tratamiento de la radiofrecuencia facial se aplica con un cabezal que emite ondas electromagnéticas. Para ello, lo primero que se hace es limpiar la piel del paciente para eliminar impurezas. Luego se aplica un gel conductor que facilite la transmisión de las ondas a la dermis. Y, por último, se emplea el cabezal, moviéndolo suavemente por toda la zona que se quiere regenerar.
    • Duración de cada sesion

      El procedimiento de radiofrecuencia facial se suele realizar en sesiones que duran entre 30 y 60 minutos. Al principio, estas sesiones se tendrán que realizar una vez por semana. Pero conforme avance el tratamiento se podrá ampliar esa frecuencia a una vez cada dos o tres semanas.
    • ¿La radiofrecuencia duele?

      Al ser un tratamiento no invasivo, la radiofrecuencia facial es indolora y no precisa de anestesia. Y los posibles efectos secundarios son muy infrecuentes. Lo único que puede aparecer es una leve irritación, que va desapareciendo con el paso de las horas.
    • ¿Cuando veré los resultados?

      Para que los efectos de la radiofrecuencia facial sean visibles tendremos que esperar varias semanas. A partir de la sexta o séptima sesión las arrugas se empiezan a notar más suaves y la piel más tersa. Y esos resultados duran unos 8 meses. Después de ese tiempo habrá que acudir de nuevo a la clínica estética.
      Aspecto de la piel
      Los pacientes que se someten a este tratamiento consiguen que sus pieles luzcan tersas, frescas y luminosas con naturalidad. Sin la sensación de artificialidad o sonrisas congeladas de otras intervenciones. Así, las arrugas se suavizan y el rostro gana firmeza, volviendo a lucir joven y lozano.
    Ver horarios

    Pedir cita

    Horarios

    De lunes a viernes

    Mañanas: de 9:30 a 14:00
    Tardes: de 16:30 a 20:00

    Sábados

    Mañanas: de 10:00 a 13:00

    Sociedades concertadas