Radiofrecuencia facial

Existen multitud de formas efectivas de combatir la aparición de los signos de envejecimiento. Como una correcta hidratación de la piel, una dieta equilibrada o practicar deporte con regularidad. Pero, tarde o temprano, las arrugas y la flacidez acaban llegando a nuestra piel. Para combatir ese envejecimiento existen multitud de tratamientos de medicina estética. De entre ellos, en la actualidad destaca la radiofrecuencia facial. Un procedimiento que ha adquirido gran popularidad en los últimos tiempos gracias a los buenísimos resultados que ofrece sin necesidad de cirugía, agujas ni sustancias externas. Además, prácticamente no tiene efectos secundarios y estos rara vez se dan.
  • Necesario cita previa: Si
  • Duración de la sesión: 30 min
  • ¿Cuántas sesiones necesitaré?: Según valoración medica
  • Grado de dolor: Prácticamente indoloro
  • Radiofrecuencia facial

    A diferencia de otras intervenciones estéticas en las que se recurre a la cirugía y las inyecciones, la radiofrecuencia facial usa ondas electromagnéticas sobre la piel para favorecer su regeneración de forma natural. Estas ondas transmiten calor a las capas más profundas de la dermis para estimular la producción de colágeno y elastina. Así como mejorar la circulación.
  • Radiofrecuencia para arrugas

    Las arrugas suelen aparecer por la falta de elastina y colágeno. Sustancias que mantienen hidratada la piel y que abundan en las personas jóvenes. Pero conforme el cuerpo envejece le cuesta más producirlas, por lo que la dermis pierde hidratación y las fibras dañadas se regeneran con mayor dificultad. Así, la piel se seca y aparecen las arrugas. La radiofrecuencia facial no hace otra cosa que estimular la producción natural de colágeno y elastina.
  • Técnica de la radiofrecuencia

    El tratamiento de la radiofrecuencia facial se aplica con un cabezal que emite ondas electromagnéticas. Para ello, lo primero que se hace es limpiar la piel del paciente para eliminar impurezas. Luego se aplica un gel conductor que facilite la transmisión de las ondas a la dermis. Y, por último, se emplea el cabezal, moviéndolo suavemente por toda la zona que se quiere regenerar.
  • Duración de cada sesión

    El procedimiento de radiofrecuencia facial se suele realizar en sesiones que duran entre 30 y 60 minutos. Al principio, estas sesiones se tendrán que realizar una vez por semana. Pero conforme avance el tratamiento se podrá ampliar esa frecuencia a una vez cada dos o tres semanas.
  • ¿La radiofrecuencia duele?

    Al ser un tratamiento no invasivo, la radiofrecuencia facial es indolora y no precisa de anestesia. Y los posibles efectos secundarios son muy infrecuentes. Lo único que puede aparecer es una leve irritación, que va desapareciendo con el paso de las horas.
  • ¿Cuándo veré los resultados?

    Para que los efectos de la radiofrecuencia facial sean visibles tendremos que esperar varias semanas. A partir de la sexta o séptima sesión las arrugas se empiezan a notar más suaves y la piel más tersa. Y esos resultados duran unos 8 meses. Después de ese tiempo habrá que acudir de nuevo a la clínica estética.
    Aspecto de la piel
    Los pacientes que se someten a este tratamiento consiguen que sus pieles luzcan tersas, frescas y luminosas con naturalidad. Sin la sensación de artificialidad o sonrisas congeladas de otras intervenciones. Así, las arrugas se suavizan y el rostro gana firmeza, volviendo a lucir joven y lozano.
  • ¿Cuántas sesiones?

    Las sesiones recomendadas oscilan en torno entre 6 y 10 sesiones, aplicadas una por semana. El tratamiento contempla un protocolo de mantenimiento que se realiza primero cada 15 días, posteriormente, se irá espaciando una vez por mes.
  • Beneficios de la radiofrencuencia

    1. Estimula la circulación sanguínea.
    2. Elimina las toxinas.
    3. Aporta oxígeno y nutrientes.
    4. Aumenta la producción de colágeno y elastina en la piel y mejora el tono y la elasticidad de ésta.
    5. Reduce las arrugas, las líneas de expresión, la grasa acumulada en la papada…
    6. Define el óvalo facial.
    7. Drenaje de bolsas y ojeras.
    8. Piel más turgente, lisa, joven y luminosa.
  • Radiofrencuencia fraccionada

    La radiofrecuencia fraccionada con micro-agujas, es un dispositivo médico computarizado que genera pulsos de radio frecuencia que se liberan de forma fraccionada en el interior de la piel, a través de una pieza de mano a la cual se conecta una punta con micro-agujas enchapadas en oro. Es una técnica no invasiva que combate la flacidez y reduce las líneas de expresión, arrugas, manchas, estrías o cicatrices, recuperando el aspecto natural de la piel.
  • ¿Para quienes esta indicado?

    El tratamiento de radiofrecuencia, está indicado para todas aquellas personas que quieran dotar a su piel de un aspecto rejuvenecedor, es decir, acabar con las arrugas finas y profundas y las líneas de expresión. También está indicado en caso de poros dilatados, tono o textura irregular de la piel, cicatrices por acné o cirugía y en caso de estrías.
  • Cuidados posteriores

    Los cuidados posteriores al tratamiento son muy importantes y determinantes para que el proceso sea óptimo y los resultados sean efectivos. Algunos de estos cuidados son:
    1. Utilizar protección solar estricta en la zona en la que se ha realizado el procedimiento, aplicar protector solar cada 2-3 horas aproximadamente si se está en contacto con el sol.
    2. No frotar la piel, ni remover las costras.
    3. No utilizar maquillaje, preferiblemente en los tres primeros días.
    4. Aplicar la crema cicatrizante recomendada por el especialista cada 12 horas.
    5. No aplicar sustancias que puedan ser irritantes en la zona tratada, hasta pasar aproximadamente una semana.
  • ¿Cuanto tiempo duran sus efectos?

    Los resultados de la radiofrecuencia son visibles a partir de la primera semana. Estos van aumentando considerablemente durante las 4-6 semanas posteriores. La duración de los efectos del procedimiento irá en función del grado de las lesiones tratadas, como por ejemplo si son más profundas o más perceptibles las arrugas del paciente, las cicatrices, el acné… En consecuencia, el especialista determinará las sesiones que usted necesita en función del tipo de lesión que quiera tratar. Los efectos son de larga duración ya que estimulamos y producimos la formación de nuevo colágeno
  • ¿Que tratamos con la radiofrecuencia?

    Con la radiofrecuencia facial, tratamos diversos problemas o necesidades en pacientes sin recurrir a introducir ningún tipo de sustancia en la piel, sino generando calor a través de ondas de radiofrecuencia, para provocar la estimulación celular y mejorar el sistema linfático. Si nos referimos a la radiofrecuencia facial, tratamos algo tan importante y tan notoria en nuestra apariencia como es la piel de nuestro rostro. Con la radiofrecuencia facial nos dedicamos a hacer desaparecer o a disimular gran parte de las líneas de expresión que se forman con el paso de los años, las arrugas, las manchas y la flacidez en la piel. Con este procedimiento, atenuamos los efectos del envejecimiento y proporcionamos un efecto lifting en la piel o un estiramiento facial, estimulando la producción de colágeno y drenando las toxinas, permitiendo que nuestra piel gane firmeza y se vuelva más tersa y joven. Gracias al efecto tensor y a la producción del colágeno obtenida con la radiofrecuencia facial, solucionamos también problemas con la flacidez en la piel, es decir, la flacidez cutánea.
  • ¿Cuando hacer el tratamiento?

    La radiofrecuencia asegura unos resultados óptimos, y existen dos tipos, la radiofrecuencia facial y la radiofrecuencia corporal. Hacemos radiofrecuencia facial cuando el paciente busca aportar a su rostro una piel más joven, lúcida y tersa y pretende acabar con esas imperfecciones en su piel como las arrugas, manchas y líneas de expresión. La radiofrecuencia estimulará la producción de colágeno aportando elasticidad en la piel y activará la circulación sanguínea, devolviendo la luminosidad y el aspecto de juventud a la piel.
    Radiofrencuencia facial
    También hacemos radiofrecuencia facial cuando tenemos problemas de flacidez en el rostro y problemas de doble mentón, lo que denominamos como papada. La radiofrecuencia facial también pretende acabar con esa acumulación de grasa o descolgamiento de la piel bajo la barbilla. Es un problema que preocupa mucho a pacientes de unos 40 años en adelante, cuando se pierde elasticidad en la piel, se acumula el tejido adiposo y se pierde fuerza en el músculo de la barbilla (mentalis). Por otra parte, existe también la radiofrecuencia corporal, que es la encargada de remodelar la figura del paciente en cuestión.
    Radiofrecuencia corporal
    La radiofrecuencia corporal, también combate la flacidez y las arrugas de cuerpo, además de disminuir la celulitis. A través del láser, al igual que en el rostro, se estimula la producción de colágeno para conseguir una piel, más tersa, natural y suave, recuperando la firmeza perdida. También ayuda a reducir la retención de líquidos y mejora la aceleración del metabolismo, elimina toxinas y favorece la eliminación y la prevención de la celulitis.
  • ¿Existen contraidicaciones?

    Existen algunas contraindicaciones con la radiofrecuencia que es importante que conozcamos como no aplicar en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, si hay implantes de hilos o marcas como tatuajes, pacientes con cardiopatías, enfermedades del tejido conectivo o neuromuscular, pacientes con prótesis metálicas y personas con obesidad mórbida
    ¿Tiene la radiofrecuencia efectos secundarios?
    La radiofrecuencia es indolora y no es invasiva, por lo cual los efectos secundarios son mínimos. Después de la sesión, algunos pacientes pueden sentir calor en el rostro. La inflamación en la zona donde se realiza el procedimiento no es frecuente, si se diera el caso, desaparece en torno a las 24-48 hora
Ver horarios

Pedir cita

Horarios

De lunes a viernes

Mañanas: de 9:30 a 14:00
Tardes: de 16:30 a 20:00

Sábados

Mañanas: de 10:00 a 13:00

Sociedades concertadas