Los peligros de la obsesión por el deporte

Los peligros de la obsesión por el deporte

Hacer deporte de manera regular y conforme a nuestras posibilidades físicas es muy recomendable, pero cada vez son más los casos de personas con dependencia al ejercicio físico.

Aunque se trata de una adicción bastante reciente y aún no hay muchos datos acerca de las personas afectadas, los especialistas y profesionales de la salud alertan de los riesgos que conlleva practicar deporte desmesuradamente.

Una de las muestras de la obsesión por el deporte, es el aumento de las lesiones derivadas del ejercicio, sobre todo en personas que corren. La periodicidad con la que vamos a correr, debería ser establecida por un especialista, para evitar que nuestros músculos y articulaciones sufran o se carguen más de lo necesario.

Hay varios tipos de obsesión por el deporte

  • Obsesión por el deporte Primaria:cuando es la propia actividad física la que genera la dependencia.
  • Obsesión por el deporte Secundaria: la adicción es un factor más de un trastorno alimentario.

Fases de la obsesión por el deporte

  • Tolerancia:Como el cuerpo se adapta al ejercicio realizado, se va aumentando progresivamente su frecuencia y dificultad.
  • Abstinencia: Si no se practica deporte, se siente ansiedad.
  • Efectos deseados: Se practica más deporte del que se había marcado en un inicio.
  • Tiempo empleado en el deporte:El control de hacer deporte se escapa de nuestro control: No somos capaces de controlar el tiempo de nuestra vida que empleamos en hacer deporte.
  • Tiempo de ocio:Se comienza a descuidar otras actividades de ocio como pasar tiempo con los amigos, la familia.
  • Tiempo de trabajo: Se puede llegar a sacrificar parte de nuestro tiempo de trabajo para realizar deporte o simplemente dejamos de concentrarnos en el trabajo.
  • A pesar de producirse daños físicos, como lesiones, contracturas musculares no se detiene la práctica de ejercicio deportivo. 
  • ¿A que edad se desarrolla más la obsesión por el deporte?

    Estudios recientes demuestran que la obsesión por el deporte es más frecuente entre mujeres de edades que oscilan entre los 16 y 25 años. Este trastorno suele darse en actividades que no requieren la presencia de un monitor, como los ejercicios de musculatura o las carreras de resistencia, como puede ser el running, marathon, triathlon,etc.

    Motivaciones y prevención de la obsesión por el deporte

    Entre la gente más joven, la dependencia se motiva por el ego, la competitividad y la satisfacción personal. Para prevenir la difusión de esta obsesión, se tendrían que regular las profesiones relacionadas con el mundo del deporte, haciendo que las personas que dirigieran los gimnasios, así como sus monitores fueran profesionales acreditados que establecieran objetivos de salud.