¿Que es la asertividad? ¿Que significa ser asertiva?

¿Qué es la asertividad?

La asertividad se basa en la expresión de nuestros derechos y sentimientos respetando los de los demás. Es una característica de la conducta de las personas que se ha mostrado efectiva a la hora de comunicarse. Nos permite defender nuestra postura o nuestros intereses de una manera socialmente aceptada, empatizando con los intereses de la persona con la que estamos interactuando.

Algo importante a tener en cuenta de la asertividad, es que se trata de una expresión sana de nuestra autoestima. Podemos dar opiniones, defender nuestra postura o poner límites conservando el amor propio y no sintiéndonos mal por hacerlo, algo que ocurre con frecuencia. Mediante la comunicación asertiva reafirmamos quiénes somos y nuestra visión, y nos muestra que somos capaces de defender nuestros intereses respetando los de los demás.

Las habilidades sociales en las relaciones personales

Las habilidades sociales son tipos de comportamiento que tenemos las personas que nos permiten tener éxito en nuestras relaciones. Es esencial que las personas sepamos comunicarnos entre nosotras para poder tener relaciones exitosas y satisfactorias.

Los seres humanos somos seres sociales por lo que, el hecho de tener relaciones de calidad con nuestros iguales es algo que nos aporta beneficios para la salud. Las relaciones satisfactorias nos ayudan a tener bienestar, y podemos verlo en nuestras relaciones sociales, sentimentales, profesionales, familiares, etc. Por ello, las personas debemos conocer qué es la asertividad y cómo utilizarla en nuestra comunicación con los demás.

Es importante tener en cuenta que las relaciones son cosa de dos. Necesitamos que la persona con la que interactuamos reciba el mensaje que le queremos transmitir de la manera en que lo queremos transmitir. Es decir, la persona con la que queremos mantener una relación, sea del tipo que sea, debe percibir rasgos positivos por nuestra parte adecuados a la situación.

La importancia la comunicación asertiva

Una buena competencia a la hora de comunicarnos con los demás evitará que podamos sentir ansiedad ante algunas situaciones sociales. Puede ocurrirnos que ante un grupo de gente nos sea más difícil expresarnos de la manera que nos queremos expresar. Esta situación se puede agravar en caso de que en el grupo de gente haya personas desconocidas para nosotros.

Estas situaciones se dan a menudo en nuestro entorno, y muchas personas buscan ayuda para adquirir esas habilidades  de comunicacion asertiva que no han desarrollado. En terapia de psicologia es importante trabajar la asertividad, la cual puede permitir al paciente comunicarse de una manera adecuada y efectiva con los demás.  

Comunicacion asertiva. Conducta pasiva y agresiva

La conducta asertiva se mantiene en la mitad de un continuo en el que existen dos extremos: la conducta pasiva y la conducta agresiva. La conducta pasiva se basa en no defender los propios derechos e intereses, sino otorgar a la otra persona el poder de decidir, incluso sobre ellos. Por el contrario, la conducta agresiva se basa en no tener en cuenta las opiniones de los demás mientras se defienden las propias sobre cualquier otra.

Podemos tener cierta tendencia a ser más pasivos, por ejemplo, aunque no en extremo, o podemos ser más agresivos en ciertas situaciones. Puede pasar que en nuestro entorno familiar seamos personas más agresivas, en el entorno laboral más pasivos, y en el entorno social más asertivos.

Es importante que nuestra comunicación con los demás se ajuste a ser capaces de transmitir la información que queremos a nuestro interlocutor. Cuando la comunicación no es fluida, no está siendo eficiente, o el mensaje que se quiere dar se pierden la conversación, entre otros, pueden aparecer problemas en las relaciones que nos provoquen malestar.

Puede darse que la respuesta de la otra persona no sea la que esperamos y no respondan a lo que deseamos, pero mediante la comunicación asertiva seremos capaces de dar nuestra opinión, poner límites y decir no.

En muchas ocasiones sucede que evitamos pedir algo que hemos prestado y lo queremos de vuelta, o puede que nos cueste reclamar nuestros derechos en un comercio, por ejemplo. También puede pasar que no podamos comunicarnos bien con alguien cercano porque siempre acabamos discutiendo, o que las personas que tenemos alrededor nos digan que somos demasiado bordes o incomprensivos.

Para poder solucionar este tipo de problemas, el psicólogo es el profesional más adecuado que puede ayudarnos. En psicoterapia utilizamos el entrenamiento asertivo para aprender con tecnicas a comunicarnos de manera adecuada según nuestros objetivos.

Tecnicas y entrenamiento asertivo

El entrenamiento asertivo es una práctica que realizamos en psicoterapia que pretende que las personas adquieran un estilo comunicativo asertivo en el que:

  • Sean capaces de poner límites.
  • Puedan posicionarse o mostrarse disconformes ante ciertas posturas.
  • Aprendan a decir no.
  • Aprendan a mantener el diálogo con los demás con el objetivo de llegar a la comprensión mutua.
  • Puedan responsabilizar a los demás de ciertos actos que les hayan podido molestar, además de aprender a pedir explicaciones.
  • Sean capaces de expresar sus emociones.
  • Mantengan el respeto tanto de la otra persona como el propio.
  • Aprendan a escuchar de manera activa a la otra persona.
  • Sepan cuándo es el momento idóneo para posicionarse ante una petición u opinión.
  • Esta técnica para mejorar la asertividad se practica mediante role-playing, un tipo de escenificación de alguna situación de la vida real del paciente en la que el psicólogo representa a la persona con la que el paciente quiere comunicarse de una manera más adecuada.

    Técnica de role-playing para mejorar asertividad

    En el role-playing del entrenamiento asertivo se enseña a los pacientes a:

  • Expresar los propios intereses mediante la estructuración de frases adecuadas para expresar en el momento adecuado, incluyendo elogios o muestras de empatía hacia la otra parte para ayudar a que escuche el mensaje.
  • Decir no de diferentes maneras, como dando una explicación o dando un no temporal. Todos tenemos derecho a decir no sin sentirnos mal por ello.
  • Además de lo que decimos y cómo lo decimos, es muy importante el lenguaje corporal. Debemos mantener el contacto ocular con la persona con la que nos estemos comunicando, mantener una posición erguida, hablar de forma clara y firme con una entonación adecuada y acompañar con gestos y expresiones en el rostro que enfaticen determinados momentos de la conversación.
  • Al igual que nosotros agradecemos que los demás sean claros con nosotros y se expresen sin tapujos y con respeto, nosotros también agradeceremos hacerlo en las reacciones de los demás. Las relaciones sociales son algo que debemos cuidar para satisfacer nuestras propias necesidades y sentirnos bien con nosotros mismos y con nuestro entorno. Ejemplos de asertividad Asertividad empatica Asertividad en el trabajo