¿Que es la dependencia emocional y como superarla?

¿Qué es la dependencia emocional?

En algún momento de nuestra vida hemos podido tener la sensación de que, sin nuestra pareja, nuestra vida estaría vacía. Cualquier persona que tenga una pareja estable y una buena relación con ella podría estar de acuerdo con esa idea pero, ¿qué pasa cuando esa posibilidad se convierte en un miedo real? Te contamos qué es la dependencia emocional.

Persona emocionalmente dependiente

La dependencia emocional es un patrón psicológico que implica la necesidad de la pareja sentimental que conlleva la sumisión de la persona para mantener el vínculo con ella. Se rige por el miedo a la pérdida o el abandono, y puede conllevar la aparición de trastornos ansioso-depresivos, trastornos del sueño, abandono de relaciones sociales y actividades habituales y un tipo de relación de pareja desequilibrada que no satisface completamente. Se compone de:
  • La necesidad de la pareja.
  • Miedo a la separación o al abandono.
  • Sentimiento de vacío cuando no se tiene pareja.
  • Inseguridad y desconfianza en la pareja.
  • Baja autoestima.
  • Necesidad de complacer.
  • Renuncia a las propias necesidades en beneficio de las de la pareja.
  • Dificultad para mantener una vida fuera de la pareja.
  • Dificultades para tomar decisiones por sí mismos.
  • Dificultades de expresión de pensamientos o sentimientos.
Todas estas características provocan sufrimiento y ansiedad a la persona, que solo es capaz de aliviar recibiendo atención y afecto por parte de su pareja.

La elección de la pareja

Para algunas personas es difícil pensar que pueden sentirse completos sin una pareja, por lo que tienden a emparejarse continuamente. Las personas dependientes emocionalmente suelen encadenar relaciones, una detrás de otra, con personas a las que idealizan. No se paran a pensar en cuáles son sus necesidades dentro de una relación, ni qué características debe tener una persona para ser feliz dentro de ella. Solo desean tener una pareja que cubra sus necesidades emocionales (sin darse cuenta de ello), aunque lo hagan de una manera poco adecuada que acabe generando sufrimiento. Cuando conocen a cierta persona que encaja mínimamente en sus cánones, pueden enamorarse rápidamente e idealizar sus características para que encajen en lo que desean, comenzando relaciones abocadas al fracaso desde la base por no estar basadas en la realidad de cada una de las partes. Las parejas por su parte suelen ser personas egoístas o narcisistas, que solo piensan en ellas, y que tienden a utilizar al dependiente emocional para cubrir sus necesidades.

Dependencia emocional en la pareja

Una de las características de las relaciones de las personas que padecen dependencia emocional es la intensidad. Las relaciones en pareja son vividas de manera muy intensa, llegando a creer que la pareja es la persona de su vida, la mejor elección, auto engañándose en muchas ocasiones, cuando en realidad la pareja no tiene tan buen trato con ella, ni vive la relación de manera tan intensa, ni tiene las mismas expectativas en la relación. Estas relaciones suelen ser finalizadas por la otra persona, y el dependiente emocional sufre mucho y acaba sintiendo la soledad de la que siempre intenta escapar. Esto le lleva a intentar reanudar la relación de nuevo en vano, provocándole más dolor.

Causas dependencia emocional

Las causas de la dependencia emocional están relacionadas con trastornos de apego. El apego es un vínculo que se desarrolla con otras personas, y nuestro primer apego en la vida suele ser con nuestra madre y nuestro padre. Dentro de la dependencia emocional, el estilo de apego que se suele desarrollar es inseguro o ansioso, de manera que siempre se mantiene miedo a que la persona a la que estamos apegados nos abandone. Por ello, la persona emocionalmente dependiente llevará a cabo conductas que aseguren que la persona no la va a abandonar, llegando a abandonarse ellos mismos para conseguir ese fin mediante la sumisión. Puede que también aparezcan conductas agresivas hacia la pareja que ni la propia persona comprende.

¿Como superar la dependencia emocional? 

Existen algunas recomendaciones para superar la dependencia emocional, pero lo primero de todo, y más importante, es aceptar el problema. Es difícil aceptar una situación tan compleja como esta, pero es necesario hacerse consciente de lo que está pasando para poder buscar soluciones. Buscar culpables externos  solo nos lleva a retrasar la solución, así que conviene reflexionar y hacernos responsables de lo que está pasando.
¿Cuáles son las cosas que has hecho por tu pareja aunque te hayan perjudicado?
Debemos conocer qué cosas hacemos por nuestra pareja que nos hacen daño, nos perjudican o no nos convienen. Todas esas acciones están mal hechas, así que debemos empezar por cortarlas. También resulta difícil hacerse consciente de qué es lo que nos hace sufrir cuando buscamos evitar ese sufrimiento, pero es clave para encontrar la solución al problema. Es fundamental, para tratar el problema de la dependencia emocional y muchos otros en la vida, aprender a decir no. Debemos poner límites y valorar más lo nuestro que lo de la otra persona. Esto forma parte del auto cuidado. Nunca debemos olvidarnos de nosotros mismos en beneficio de los demás, ya que nosotros somos muy capaces de cuidarnos y de cubrir muchas de nuestras necesidades. Para poder hacer todo lo anterior es esencial reforzar nuestra autoestima, para lo que es recomendable acudir a un profesional en psicologia. Las personas emocionalmente dependientes parten de una autoestima muy perjudicada, y la ayuda de un psicólogo puede ser muy beneficiosa para el cambio. Es importante marcarnos pequeñas metas personales en las que solo tengamos que intervenir nosotros. Realizar actividades que nos motiven, o planes que nos hagan ilusión, pueden ayudar a tomar la independencia que se necesita. Revisar las creencias en el amor es algo muy recomendable, ya que muchas veces las personas creemos que el amor debe ser algo romántico o incondicional. No debemos olvidar que una relación de pareja es igual que cualquier otra, solo que la intimidad y la confianza en el otro es de mayor. Los sentimientos emocionales que surgen en cada relación son diferentes, pero es importante tener en cuenta que no se trata de un amor incondicional, sino un amor que se forja con el trabajo de las dos partes de la pareja. Es muy recomendable que las personas con este problema acudan a un profesional en psicología. Un psicólogo puede ayudar a desentrañar lo que le pasa a la persona para que pueda comprenderlo y empezar a buscar soluciones junto con el terapeuta.